Inteligencia práctica, de corazón

Resulta muy doloroso contemplar las caóticas situaciones por las que muchas sociedades atraviesan, manipuladas por líderes sin escrúpulos, que únicamente consideran su propio bienestar ególatra y un enriquecimiento personal desmedido, a costa del dolor físico, mental y emocional ajeno. Pero tal falta de sensibilidad y empatía, tal absoluta desconexión con los valores que nos hacen auténticamente humanos, para quedarnos en la esfera de la barbarie más primitiva y salvaje, no se da tan sólo en el ámbito de los dictadores perversos.

A %d blogueros les gusta esto: